Papel Pintado

El papel pintado, también conocido como empapelado o papel mural, es un revestimiento de primer orden para la decoración de interiores, muy útil para cubrir paredes muy castigadas y se coloca sobre los paramentos de una habitación cubriéndolas total o parcialmente. Aunque hoy por hoy la pintura sigue siendo la reina de las paredes, siempre podemos optar por empapelar una estancia para darle un aire más personal y hacer sus paredes más resistentes al trasiego diario.

El papel pintado, en la actualidad, y gracias a las nuevas tecnologías, aporta una calidad de acabado que está al alcance de pocos revestimientos de pared, siendo por este motivo muy buena elección a la hora de buscar una decoración exquisita.

Desde un punto de vista más técnico, el papel pintado es un revestimiento mural que protege, aísla y decora, por esto el empapelado puede ser una elección perfecta para cubrir la sala de estar o la habitación de los niños. Evidentemente existen otros materiales que cumplen estas funciones, pero si añadimos que es lavable (en casi todas sus variantes), fácil de colocar y excelente relación calidad/precio/acabado, podemos afirmar que se trata de un producto a tener muy en cuenta.

El papel pintado consiste en una superficie de papel estampada o lisa que se pega a las paredes de una estancia. Suele consistir en diseños uniformes como rayas, cuadros o motivos que se repiten de modo que se pueda colocar un rollo junto al otro manteniendo la armonía visual.

Colocar papel pintado en las paredes va ganando día a día mas adeptos, ya que en muy poco tiempo podemos cambiar totalmente la decoración de nuestra casa y porque el catalogo de diseños de papel pintado es tan grande que nos permite adaptarnos casi a cualquier necesidad en cuanto a diseño se ha dicho.

Tipos de Papel Pintado

Atendiendo a sus características de fabricación destacamos los siguientes tipos de papeles pintados:

SIMPLEX: Papel fabricado en una sola hoja, estampado en una o varias tintas (colores), normalmente formando por diseños a partir de patrones de repetición. Los hay en diferentes gramajes y actualmente llevan todos una protección que permite lavarlos con moderación.

DUPLEX: Iguales al simplex, sólo se diferencia en que su fabricación está basada en dos hojas de papel, esta cualidad le confiere mayor grosor y resistencia.

VINILICOS: Está formada por una hoja de papel sobre la que se extiende una capa de vinilo. Esta capa de vinilo por sus propias características permite que el revestimiento sea sumamente lavable y resistente.

  • Vinílico Plano: Es el más simple; Papel vinílico estampado sin ningún tipo de relieve o tratamiento especial al papel o al vinilo, a excepción de ligeros gravados (gofrados).
  • Vinílico Espumado: Mediante un proceso de fabricación especial se consigue un relieve esponjoso en diferentes grados de grosor y elasticidad.
  • Vinílico Spanso: Con esta técnica se consigue imitar al azulejo, siendo la capa de vinilo mucho más gruesa y resistente.
  • Vinílico en registros: Es un tipo de vinílico plano, estampado con diseños en relieve gravados en la capa del vinilo que proporciona efectos ópticos diversos.

VINILICOS CON BASE TEJIDO NO TEJIDO: Esta es una nueva técnica de fabricación, en este caso la cola se aplica directamente a la pared, facilitando la colocación y aumentado la rapidez de la misma.

PAPEL TEXTIL, ORIENTAL O JAPONÉS: Apartándose algo de lo que es el concepto básico de papel pintado, existen los papeles textiles y los papeles orientales.

  • Textil Mural: Como idea general se trata de papeles a los que se les adhieren hilados textiles paralelos o tejidos.
  • Orientales o Japoneses: En el caso del papel japonés dichos tejidos están compuestos por fibras naturales, hierbas, bambú, etc…

Todos estos productos se combinan, en algún caso, con estampados en el papel de base, o en el mismo tejido consiguiendo de esta forma calidades decorativas de alto nivel.

Los comentarios están cerrados.