Pintura Arpillera

La pintura arpillera es una técnica bastante sencilla cuyo acabado es espectacular, se obtiene aplicando una capa gruesa de un determinado material espeso, habitualmente temple. Una vez aplicado el producto y antes de su secado, se pasa un peine primero en sentido vertical y luego en sentido horizontal, obteniendo así una cuadrícula con aspecto de tela arpillera, es decir, de imagen semejante al tejido con el que se cubren superficies para protegerlas del polvo y el agua.

Materiales a Utilizar

  • Pasta al temple
  • Alkil
  • Cinta de papel para tapar de 25 mm.
  • Papel para tapar de 30 cm.
  • Plástico fino para tapar.
  • Rodillo de 18 (para fondear superficies grandes).
  • Brochín del 12 (para pintar esquinas y borders, recortar).
  • Brochín del 4 (para pintar sitios pequeños que no entre el brochín del 12).
  • Peine de rallar (para hacer el dibujo sobre la pasta).

Procedimiento

Procedemos a tapar con el papel cinta y plástico los rodapiés, cercos de puertas, bordes de ventana, muebles, etc.

Fondeamos el techo en blanco con pasta al temple. Para preparar la pasta para fondear hay que hacer una mezcla de la pasta a razón de 1 Kgr. de pasta por 250 cc. de agua (un vaso más o menos). Hay que batirla hasta que la consistencia sea homogénea.

Fondeamos los paramentos con alkil, para prepararlo hay que mezclar cada litro de alkil con 1/4 l. de agua. Una vez que esté seco el alkil procederemos a pintar las paredes con la pasta al temple preparada a razón de 25 Kgr. por 1,5 litros de agua.

Extendemos la pintura con el rodillo y a continuación sin darte tiempo a secar procedemos a pasar el peine en dirección vertical desde el techo hacia el suelo. Cuando terminemos todos los paramentos y nos seque la pasta procederemos a enfondar de nuevo todas las paredes con alkil. Cuando esté seco procederemos a repetir la operación de extender la pasta al temple otra vez encima de los paramentos ya pintados y pasaremos el peine en dirección horizontal de esquina a esquina.

Una vez seca la pintura se le puede aplicar una mano de pintura plástica del color deseado o fondear con marpal oro (producto de alta decoración, que se utiliza como barniz para aplicar en superficies ya pintadas, formando una capa anacarada del color deseado) para conseguir una textura parecida a la de un saco.

Los comentarios están cerrados.